jueves, 22 de marzo de 2018

BEBÉ (poema)

El tiempo hace que mi lengua
salga en busca tan solo
del puro alimento.

Hoy las pupilas se abren
para las moscas que danzan
ante mis ojos.

Son transparentes
y esquivas.

Sed y hambre
me remueven

y ni tan solo.

Cuando no hay nada que aportar
el pensamiento bizquea
con paso de niño

hacia el ensueño.


—un poema de Tive Martínez, 2018

martes, 13 de marzo de 2018

Cuatro poemas de terror, por Christoph Paul



A SERBIAN FILM

Soñé con hijos bastardos
jugando a la comba con una trenza de placentas,
tan apretada como el puño de Stalin.

El comunismo murió cuando olvidó que el Arte
es la paloma blanca de la Naturaleza,
y nosotros sus trompas de Falopio.

Tomar un recién nacido como un trozo de madera,
y tallar en su ano un templo donde rezar,
según la voluntad de Dios.

¿No fue Abraham una erección de Dios?
¿No profana Dios todas sus propiedades?
¿No ultraja Él a los inocentes?

Dios es la lente de una cámara.


PIRANHA 3D

¡La puta polla,
de un mordisco!
¿Qué cojones?
O sea, tío…
Y no de una puta vieja
gorda y cabreada,
un novio,
o lo que da más miedo:
el marido con una pipa.
¡De una puta piraña!
Mierda…
Hace un segundo
estaba mirando embobado
las tetas más guapas
de la putita más cachonda que nunca
ha fotografiado mi cámara.
¡Pero ya no tengo polla
para follármela!
Cierto,
muero haciendo lo que más me gusta,
pero muero sin polla.
Tío, joder…


EL RESPLANDOR

¿Quieres saber
qué significa esa fotografía?
Pues claro,
eres como todos.

Crees que una peli
es un viajecito de placer
bidimensional
escena a escena.

Cuéntaselo a esos frikis
que piensan que ésta
se rodó en la Luna.

No es eso.
No cualquier cosa.

Fue
un hechizo.

Tiempo

Lugar


Yo

Se disipó,
y el tiempo
que representamos
se volvió real.

Perdiste el contacto
con la realidad
a nuestro lado.

No hay realidad,
Nadie sale del hotel.

Nunca estuviste aquí
y aquí estarás de nuevo.


ZOMBIELAND

¿Qué coño escribes, Columbus? ¿Un diario?

No, Tallahassee, escribo poesía.

Eso es una gilipollez.

Para nada. He escrito poemas sobre los zombis,
sobre los horrores de la vida antes y después
del Apocalipsis.

¿Para qué? Menuda pérdida de tiempo.

Quizás, pero me hace sentir mejor.
Hace que aprecie más las cosas.

Macho, cómete un Twinkie y déjalo estar.
Te garantizo que son mejores que la poesía.

No tienen valor nutricional, Tallahassee.

¿Y qué mierda de valor tiene la poesía?
Los Twinkies saben de puta madre, ese es su valor.

No sé… igual un poema es como un Twinkie pero con palabras.
En un mundo jodido y lleno de horrores, que no tiene sentido,
un Twinkie o un poema nos recuerdan
que la vida todavía vale la pena.




--una traducción de Tive Martínez, 2018

--Christoph Paul escribe poesía ("Horror Film Poems", 2016 CLASH Books) pero también sátira, terror y bizarro erótica como Mandy de Sandra.