jueves, 2 de enero de 2014

UN POEMA de GABBY BESS



                   PODEMOS JUGAR A ESE JUEGO DONDE FINGIMOS QUE ESTAMOS EN UN DOCUMENTAL SOBRE LA COMPLEJIDAD DE LAS RELACIONES HUMANAS

¿"Liquidación" es todavía una palabra tabú?
Porque así es como llamaré a mi primer hijo que nazca, ya sea una niña
o un montón de billetes de 100 dólares.

A un humano diminuto que expresa
emociones de carencia con el llanto
y sílabas sin sentido
se le llama bebé —
Prieto como un bebé
La polla pequeña como un bebé
Suave como un bebé
Inocente como un bebé
Llora como un bebé
Nuevo como un bebé
Fortuito como un bebé
Ojos cerrados como un bebé
Puedes llamarme bebé
que en tus manos es lo que me vuelvo
mientras nos sentamos de piernas cruzadas en tu cama,
el colchón desnudo sobre la alfombra,
viendo programas de televisión en mi Macbook
porque no puedes permitirte muebles todavía.

Riendo desde dentro con el reparto de la telecomedia de los jueves en la NBC,
nuestras rodillas expresan emociones de carencia al chocarse.
Sabemos que esos programas no durarán otra temporada
pero nos reímos ahora y el próximo año
podemos reirnos de otra cosa.

Con ambas manos 
sostengo la naranja grande y pálida
que hemos robado en la tienda de Whole Foods
más temprano en ese día.

Tomas mi naranja grande
y en tus manos se convierte
en un diminuto grano de uva.


© Gabby Bess (traducción: José María Martínez, 2013)