viernes, 3 de enero de 2014

ACHERONTIA ATROPOS



                                                                                         -a todas las polillas asesinadas en la infancia-
 
Qué algodón podría ahogar

los gritos de una mariposa

cuando el alcohol la está quemando

y la espiral de su lengua se yergue,

siniestro matasuegras,

para libar el néctar de la muerte.



Cómo borrar la mancha que impregna

como eyaculación el paño acusador.

Cómo eliminar las trazas de pálida purpurina.



Qué ansia de belleza justifica detener en seco

la vibración de unas alas quebradizas.

Qué soledad, el alfiler.



Cómo explicar



a quién

© José María Martínez / Tive, 2014  (fotografía: Sofía Santaclara)
 http://sofiasantaclara.com